Objetivos y valores / GTD[7]

La organización personal no solo consiste en gestionar un conjunto enorme de tareas de forma eficiente. Es mucho más que eso. Es fundamental garantizar que no entra en nuestro sistema (de organización) ninguna acción que no deba estar ahí, ninguna tarea que no deberíamos realizar.

Aquí entran en juego los objetivos y los valores. Son ellos los que dotan de significado nuestro trabajo. Sin embargo, sentarse a pensar sobre nuestros valores parece estar, precisamente, infravalorado. Nunca encontramos el tiempo para reflexionar a este nivel; pero hay que hacer hueco para ello. Son muchas las distracciones y las urgencias diarias (o del momento) las que no nos permiten simplemente pensar adecuadamente sobre lo que tenemos (o no tenemos) que hacer.

Si formulamos nuestras tareas teniendo presentes estos «resultados y valores», tomaremos mejores decisiones, con buen criterio, sobre todo para decidir qué no hacer.

Voy a hacer una lista con lo que no voy a hacer. No es mal plan para una mañana de domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *